http://www.e-bolivar.gob.ve/

Viernes, 26 de Mayo de 2017

Contrapunto.com

Investigación

Juan Manuel Rafalli, John Magdaleno, Froilán Barrios y Felipe Mujica evalúan la propuesta de Maduro

Así lo ven analistas: con la constituyente el Gobierno maniobra para evitar las elecciones

Así lo ven analistas: con la constituyente el Gobierno maniobra para evitar las elecciones
- Foto: AVN
  •  
  • Emma Sánchez Álvarez
  • Martes, 02 de Mayo de 2017 a las 6:06 p.m.

Mujica: propuesta de Maduro es inconstitucional, ilegal y arbitraria. Magdaleno: agrava la crisis y los problemas de los venezolanos. Rafalli: sería un proceso absolutamente fraudulento. Barrios: la constituyente comunal es una estafa a la nación

"Yo convoco al poder constituyente originario para que sea el pueblo con su soberanía quien imponga la paz". Con esta frase el presidente de la República, Nicolás Maduro, planteó al país este 1 de mayo la realización de una Asamblea Nacional Constituyente. El Mandatario indicó que los protagonistas electores serán integrantes de los movimientos sociales, que además tendrían la tarea de modificar el legado de Hugo Chávez más reconocido por todos los venezolanos: la Constitución de 1999.

Contrapunto consultó al abogado constitucionalista Juan Manuel Rafalli, quien afirma que una posible elección en segundo grado es inconstitucional; además considera que "este gobierno quiere un proceso constituyente a su medida, y con el único objetivo de evitar cualquier realización de elecciones".

El politólogo John Magdaleno añade otra idea a los primeros análisis que figuras públicas están haciendo sobre el anuncio presidencial. "Una respuesta de la oposición a las pretensiones del gobierno sería conformar una mayoría más sólida y amplia, a la que se sumen los chavistas críticos y descontentos, a fin de promover un cambio político".

Froilán Barrios, activista social y constituyente de 1999, considera que este llamado a realizar una nueva Asamblea Constituyente “es una mentira ante el país, porque la Carta Magna establece claramente, en sus artículos 5 y 73, que el único método de sufragio que podemos tener los venezolanos es mediante el voto universal, directo y secreto”.

El dirigente masista Felipe Mujica afirmó que el planteamiento del Jefe de Estado “es inconstitucional, ilegal y arbitrario". En el fondo "se trata de una maniobra para que el país se siga distrayendo en términos de salidas a la crisis, cuando la solución es que se hagan las elecciones de gobernadores y alcaldes; cualquier proceso comicial que se realice va a servir para que la población se pronuncie”.

Rafalli: La propuesta es una farsa

Al ser consultado por Contrapunto, Juan Manuel Rafalli precisó que “ningún proceso constituyente legitimo puede arrancar con el rechazo de la mayoría y con una oposición decidida a no permitirlo; por eso, no hay manera de que sea una constituyente legitima. Por el contrario, sería un proceso absolutamente fraudulento porque busca sustituir la Constitución de 1999 y transformar el Estado, y, de paso, llevándose por delante el supuesto legado de Hugo Chávez”.

Para Rafalli, "lo que planteó el presidente Maduro es una farsa, porque están utilizando la Constitución como excusa para que no haya elecciones ni regionales ni presidenciales como lo pide la gente en la calle y el país entero". Los nueve puntos que planteó Maduro para incorporar en la constituyente pueden estar perfectamente incluidos en leyes o ser objeto de políticas públicas. "De modo que, si la excusa es el tema social, no hay ninguna necesidad de meter al país en un proceso constituyente para atender este tipo de necesidades, y menos cuando tiene facultades extraordinarias que le otorga el decreto de emergencia", añadió el abogado constitucionalista.

Señaló el experto en la Carta Magna que esta propuesta constituyente “va a agudizar la crisis social, porque cuando Maduro lo que plantea es una constituyente a su medida, que involucre en su mayoría a sus movimientos sociales –léase comunas, consejos comunales y ese enjambre del poder popular–, esto no va a ser aceptado por la población en general”.

Simplemente "esta convocatoria es una excusa para meter al país en una dinámica electoral constituyente que va a provocar una conflictividad todavía mayor, porque este gobierno, en vez de sobrepasar este mal momento, está haciendo todo lo contrario. Además, realizar ese proceso constituyente demoraría más de un año, y mientras tanto hay una profunda inseguridad jurídica en el país".

Rafalli opinó que Maduro utiliza la Carta Magna como táctica para no consultar al pueblo. “Esto hay que enmarcarlo dentro las todas las medidas absurdas que ha venido tomando Maduro; entre ellas, reprimir brutalmente a la gente, salirse de la OEA y ahora hacer una constituyente para que no se siga protestando ni manifestando, y para que no se organicen de una vez por todas las elecciones de gobernadores, alcaldes y presidenciales”.

Finalmente Rafalli advirtió que la Constitución no establece una elección de segundo grado: “Maduro lo que plantea es una constituyente ciudadana, popular y territorial. Esto implica que sus movimientos sociales van a ser los que tengan mayor número de constituyentes y no el pueblo en término universal, lo que le resta legitimidad a ese proceso”.

Magdaleno: incorporar al chavismo critico

El politólogo John Magdaleno estima que la propuesta de la constituyente “contribuye a agravar la crisis porque, en primer término, no facilita una solución a los problemas socioeconómicos, desabastecimiento e inflación que experimentan los venezolanos. Y, en segundo término, no contribuye a recomponer la legitimidad de las instituciones públicas averiadas por un comportamiento, en mi opinión, autoritario”.

Antes que resolver "profundiza y agrava la crisis. Además, plantea desafíos para los actores que quieren un cambio político en democracia. Creo que la salida a la crisis pasa por la celebración de las consultas que estaban pendientes, concretamente las elecciones de gobernadores y alcaldes. Por cierto, que hasta las propias elecciones de los consejos comunales, que correspondía realizar el año pasado, se postergaron. Lo que parece estar persiguiendo el gobierno es una constituyente por intermedio de la cual pueda fabricar una mayoría, y en el caso de los constituyentes, a través de una elección de segundo grado; esta es una abierta violación a un principio básico de la Constitución, que es el voto universal, directo y secreto".

Magdaleno dijo a Contrapunto que la salida a la crisis en el país “pasa por el respeto a la Constitución, la celebración de elecciones así sea las regionales; reconocimiento de la Asamblea Nacional y libertad de los denominados presos políticos". Pero "como esto es poco probable por lo que se ha visto en cuanto a las actuaciones del gobierno, lo que procede de parte de la oposición sería configurar una mayoría más amplia y robusta en donde se encuentren la oposición y el chavismo descontento y crítico moderado para promover el cambio político. Esta es la respuesta en una circunstancia como esta”.

Barrios: es irresponsable sacar de la chistera una constituyente

El dirigente sindical Froilán Barrios señaló a Contrapunto que la propuesta del presidente Nicolás Maduro es una "constituyente comunal y una gran estafa a la nación”.

Si bien es cierto "que el artículo 347 de la Constitución faculta al Presidente a convocar en su Consejo de Ministros una Constituyente, él no puede proponer un organismo de este tipo, que es originario, en el que tendrán expresión sectores de la sociedad agrupados a partir de su pertenencia, gremios, condición de género, económica o política. La Constitución establece claramente, en sus artículos 5 y 73, que el único método de sufragio que podemos tener los venezolanos es mediante el voto universal, directo y secreto", acotó Barrios.

Dice Barrios que le parece sorprendente y de una gran irresponsabilidad “que en medio de la crisis social, económica y política que tenemos los venezolanos, y en el marco del 1 de mayo, Día del Trabajador, saque de la chistera esa propuesta de constituyente, que no tiene otro objetivo que retardar la definición o desenlace a la crisis mediante las elecciones que establece la Carta Magna”.

El Presidente "debería tomar la decisión de convocar a elecciones de gobernadores y alcaldes que están vencidas, y renunciar a la presidencia por lo que estamos viviendo. La población que está diezmada, agotada por la ruina y calamidades por las que atraviesa, no tiene ninguna confianza en el Presidente de la República, y para esto la Constitución establece salidas. Una es la renuncia por incompetencia. Sin embargo, Maduro prefiere que el país se incendie y que corra esa cantidad de sangre que estamos observando, antes que buscarle una verdadera solución democrática a la crisis", aseveró Barrios, constituyente en 1999.



Mujica: una propuesta que sirve para distraer

El secretario general del MAS, Felipe Mujica, piensa que “los procesos constituyentes no se pueden dar en medio de una trifulca social como en la que estamos; además, nunca se da para que una parte de la sociedad se le imponga a la otra y se la lleve por los cachos”.

Los procesos constituyentes, resaltó, deben ser de consenso: "Lo que propone Maduro tiene la característica de que no está buscando ese consenso, sino imponer una respuesta a quienes plantean que la única solución que hay en Venezuela sea una elección general, que tampoco existe en la Constitución. Esto coloca al país en medio de dos barbaridades".

Según expresó, “cuando uno analiza detenidamente de qué se trata esa propuesta, ciertamente la Constitución le da facultades al Presidente para convocarla; ahora bien, debemos saber de qué tipo es y cómo se va a estructurar, porque una constituyente no la deciden ni el Tribunal Supremo de Justicia ni el Consejo Nacional Electoral, sino la sociedad venezolana”.

En este sentido, señaló el dirigente, "lo que puede suceder es que el TSJ o el CNE propongan una fórmula determinada. Sin embargo, esto siempre deberá estar sometido a un referendo aprobatorio, con el cual la mayoría diga si está de acuerdo o no está de acuerdo con que se haga una Constituyente. Este es un requisito que el gobierno no puede saltarse. Lo otro sería que un reducido grupo de venezolanos –es decir, el TSJ, el CNE y el Presidente– implanten un mecanismo que no tenga la representación proporcional de los venezolanos compitiendo abiertamente, en términos de elección popular".

La propuesta de Maduro es un paso para confrontar “con otra maniobra política, que son las elecciones generales, y esto llevaría al país a no tener posibilidades ni de una constituyente ni de la elección general, sin perder de vista que continuemos pagando el costo que estamos asumiendo de manera cotidiana; es decir, más presos y más muertos, en un combate que no tiene hasta ahora ningún camino claro”.

El dirigente socialista sostiene que la idea del Mandatario "es inconstitucional, ilegal y arbitraria, pero en el fondo de lo que se trata es de una maniobra para que el país se siga distrayendo en términos de salidas a la crisis, que son a las elecciones. Cualquier proceso comicial que se realice va a servir para que la población se pronuncie".

Lea también Qué es y qué significa la Asamblea Nacional Constituyente que convocó el presidente Maduro

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/