https://www.somosbelcorp.com/

Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

El montaje es la quinta puesta en escena del Festival de Teatro Estadounidense

"Ana en el trópico", una obra teatral que habla de los cambios en los seres humanos

"Ana en el trópico" es una obra escrita por Nilo Cruz - Foto: Miguel Hurtado - Contrapunto

“Es una obra mágica porque en ella podemos ver cómo las artes nos pueden transformar la vida, cómo un agente externo, por ejemplo, la literatura, se convierte en algo interior”, comenta su director Jesús Carreño

La tercera edición del Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense presenta su quinto estreno, Ana en el trópico, desde el 17 de agosto hasta el 16 de septiembre en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural. La obra de Nilo Cruz, dirigida por Jesús Carreño, es una muestra de cómo el arte puede cambiar y transformar la vida.

Todos tenemos luchas internas, miserias y virtudes. Todos tenemos sueños y esperanzas, todos tenemos deseos, tristezas y alegrías. Estos estados comunes de la vida salen a flote cuando Juan Julián, un lector cubano, llega a una fábrica de tabacos en Florida, para distraer con sus lecturas a los trabajadores de la fábrica y hacerles la jornada de trabajo más amena.

“Es una obra mágica porque en ella podemos ver cómo las artes nos pueden transformar la vida, cómo un agente externo, como la literatura, se convierte en algo interno y nos cambia la percepción por completo”, comentó Carreño.

Cerreño aseguró que el mayor reto de este montaje fue "seguir la línea de la historia tal cual es", ya que marca un acontecimiento que sirve a su vez para representar el impacto social y cultural que tuvo la integración de la maquinaria y la ausencia de los lectores en las fábricas cubanas.

"Me gusta ver las historias desde otra perspectiva, conservando siempre el texto original, pero mostrar otro punto de vista, realizarlas en otro país, resaltar otra situación", agregó.

En la obra, la lectura de Ana Karenina de Tolstói cambia por completo la vida de estos trabajadores que ven cómo su realidad se mezcla con la novela de Tolstoi al desencadenar sentimientos de pasión, deseo y envidia que los llevarán a un desenlace inesperado.

Para el director, la obra es muy atractiva y transformadora porque habla de los cambios que los seres humanos debemos asumir como retos para salir de nuestra zona de confort y poder mejorar nuestras vidas. Es por eso que Carreño considera que "el arte influye en el comportamiento de la sociedad".

"Solo basta que una sola persona, que vaya al teatro a disfrutar una obra, salga viendo la vida de una forma diferente. Por ejemplo, si no se debe cruzar la calle cuando no está el semáforo en rojo y si a través de una obra se puede hacer conciencia para que esa persona cambie su mundo, yo creo que tenemos bastante", consideró Carreño.

Como reflexión, el director afirmó que lo que puede hacer desde el hecho teatral es tratar que el público vaya a ver teatro. De esta manera, la audiencia se puede llevar el mensaje de qué está pasando, qué pasó o qué puede pasar.

También como director, creador y actor, Jesus Carreño espera poder aportar al cambio positivo de la sociedad a través del arte de la misma manera en que influyó en su momento, como se muestra en la historia de Ana en el trópico.

Lea también "El juego", de Mariela Romero, se estrena en el Teatro San Martín

Lea también Cruz-Diez cumple 95 años y su obra sigue en el corazón y la mirada de los venezolanos

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/