https://www.somosbelcorp.com/

Viernes, 20 de Abril de 2018

Contrapunto.com

Opinión

Cable al sur | Literatura, política, memorias y otras ficciones

Afuerismos chinos y otros retazos

Afuerismos chinos y otros retazos
-

Sobre la locura, el porvenir (aún en el presente) y algo de lavandina, desde afuera y desde Argentina

-En El Cíclope, de Eurípides, Odiseo desembarca en una isla, un peñón de Sicilia al pie del Etna, y se aproxima a un grupo de sátiros a los que se dirige de esta manera: “Extranjeros, ¿podríais indicar dónde sacar agua corriente…?”. ¿No les parece una venezolanada? El carajo está llegando y asume que los extranjeros son los otros.

-PESADILLA EN EL APOSENTO ROJO. ¿Lo de Xi en China fue un chinazo? No sé si se dieron cuenta, pero en marzo le dieron un golpe de estado a una sexta parte de la humanidad. Es cierto que ya vivían una dictadura unipartidista, pero ahora es una dictadura dentro de otra. El modelo venezolano replicándose, o haciendo metástasis.

SOBRE EL PORVENIR DE LA LOCURA (O LA LOCURA POR VENIR). “Puede ocurrir, y en cualquier parte. No intento, ni podría, decir lo que va a suceder, como he dicho antes, es poco probable que se den de nuevo y simultáneamente, todos los factores que desencadenaron la locura nazi, pero se están perfilando algunos signos precursores. La violencia “útil” o “inútil”, está delante de nuestros ojos: serpentea en hechos aislados y privados, o como ilegalidad del Estado, en los mundos que suelen llamarse Primero o Segundo, es decir, en las democracias parlamentarias y en los países de la zona comunista. En el Tercer Mundo es endémica o epidémica. Espera sólo a su nuevo histrión (y no faltan los candidatos) que la organice, la legalice, la declare necesaria y obligada e infecte el mundo. Pocos son los países que pueden garantizar su inmunidad a una futura marea de violencia, engendrada por la intolerancia, por la libido de poder, por razones económicas, por el fanatismo religioso o político, por los conflictos raciales. Es necesario, por consiguiente, afinar nuestros sentidos, desconfiar de los profetas, de los encantadores, de quienes dicen y escriben “grandes palabras” que no se apoyen en buenas razones”. (Primo Levi, Los hundidos y los salvados, 1986)

-PESADILLA DEL ETERNO RETORNO. En la Venezuela que ellos sueñan, extrañan, evocan e invocan, probablemente volverá a ganar Chávez.

-PERO NADIE ME QUITARÁ ESTE EXQUISITO OLOR A LAVANDINA. Aquí, lavando pocetas, como diría esa ilustre excreta del realismo milico que tiraniza nuestro país, pero con una sensación de libertad personal que no sentía desde hace décadas, y estoy hablando de mucho antes de Chávez.

SOBRE LA PRECARIEDAD ARGENTINA. Una amiga dice que todo en la sociedad argentina parece estar colocado con chinches, como si en cualquier momento, con un leve sacudón, fuera a derrumbarse. Quizás esta impresión venga desde su fundación: “La endeblez de los materiales de estas primeras construcciones, expuestas a periódicos desmoronamientos por los efectos de las lluvias, obligaron a los porteños a remendar –y en algunos casos volver a construir– sus primeros edificios. En esto fueron tan pacientes y obstinados como en su idea de permanecer en estas playas.” María Cristina San Román, en: Historia argentina. De la prehistoria a la actualidad.

NATURALES ALTERADOS. ¿No les parece un nombre excelente para un grupo de rock? Y tiene pedigrí: “Y porque conviene, por el riesgo que al presente hay de naturales alterados, que para hacer sus labores más seguras y con menos riesgo de sus personas y de sus sementeras, que cada vecino y poblador de esta ciudad de la Trinidad y Puerto de Buenos Aires, tengan un pedazo de tierra, donde con facilidad lo puedan labrar y visitar cada día” (Juan de Garay, “Fundación de la ciudad de Buenos Aires”).

LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA. Un aviso de venta de terrenos en Buenos Aires, publicado en El Nacional el 4 de marzo de 1884: “H. Baizan. El domingo 9 de marzo a las 6 de la tarde (remate), de 16 lotes de terrenos, situado en uno de los mejores parajes que tiene la Capital, en cuanto a altura y posición, ubicados en la espaciosa calle de Independencia con 30 varas de ancho, formando ángulo a las de Jujuy y Catamarca, una elevación tal que desde la superficie del suelo se domina toda la ciudad por encima de las azoteas.

El pormenor es como sigue; las dos esquinas miden 16 varas de frente por 35 de fondo y los demás lotes de 10 de frente por 50 de fondo, exceptuando dos que miden igual de frente por 75 de fondo. Oportunidad aparente para hacerse dueño de un pedazo de tierra de porvenir y en un paraje donde la salud se prolonga el doble que en otras localidades.

Estos terrenos pertenecen a una viuda italiana que perdió a su esposo cuando la fiebre amarilla, el que le dejó una regular fortuna en propiedades; de las tantas, la última que le queda son estos terrenos porque al poco tiempo de enviudar se enamoró de un hombre casado que no le ha hecho más que perjuicios haciéndole vender cada año una casa y sin esperanzas que se muera la mujer para que se case con ella, lo que va a resultar es que muerto el perro se acabó la rabia, cuando se acabe la plata la va a olvidar para siempre; esto es un ejemplo para las viudas con plata porque se pueden mirar en ese espejo y no dejarse engañar; “pastelero a tus pasteles”, busquen viudas y arréglense, porque dos corazones gastados pueden formar uno grueso y ninguno de los dos tendrá qué echarse en cara; todo se remata por lo que den, porque la viuda así lo ha dispuesto; para lo que le cuesta a ella, de cualquier modo sale bien y el rematador también. Victoria 31, oficina 22 altos”. (Jorge Larroca, San Cristóbal, el barrio olvidado)

APUNTES PARA UNA NOVELA TELÚRICA. ¡Chimamanda! Grito ancestral sin violencia de género, fulgor equinoccial, fronda exuberante, zancudos, leishmaniasis. ¡Y ese calor! ¡Chimamanda! Fruta madura, naiboa, senos opulentos bañados en miel de avispa mordelona… “Cuando la negra Molienda se quita la blusa hasta el dólar baja”. Tropel de chácharos rehuyendo la chicharronada, un poema de Nicolás Guillén con la voz de Bola de Nieve envuelto en los efluvios provocados por la ingesta adictiva de pan de palo, bajo el ritmo ascendente de los tambores y el canto ¡E, OE, OE, OE, OA! ¡Chimamanda! O quizás sólo el comienzo de una nota crítica sobre el uso discutible del color local en la nueva novela nigeriana.

-Cuánta gente ilustrada en Buenos Aires. Por lo menos la mitad de la ciudad está tatuada, sin que la otra intente descifrarla.

-HOMO MILANENSIS. Y ya que estamos en eso: en cualquier momento alguna excavación arqueológica en la Patagonia, o en el Microcentro, dará con un ser humano completamente empanizado, extraordinariamente bien conservado gracias a que murió ahogado, cucharita de sílex en mano, en un pozo de dulce de leche, en los alfajores movedizos de General Urquiza. Lo de los pozos subterráneos de dulce de leche es de Fontanarrosa, y pueden encontrarlo mencionado en Pereira Inodoro (renegáu, el).

SONDEO. Realicé uno entre una docena de amigos que considero moderados o claramente deslindados por la oposición democrática, preguntando si votarán o no en las presidenciales convocadas por la ilegítima asamblea constituyente, y el resultado mayoritario es que no irán. Los únicos que están considerando asistir no viven en el país. Yo tenía mis dudas, pero tienen razón: la convocatoria es ilegítima, dado el comportamiento en las dos últimas elecciones es muy improbable que reconozcan un resultado adverso, no hay logística en la oposición actual (dividida y desmoralizada por diversas razones) para defender los resultados y todo huele a trampa, hasta Falcón. Prometí no citarlos ni mencionarlos, pero no dije nada acerca de vender esta información a Zuckerberg, que ya tiene cuadrado el algoritmo y la transferencia bancaria con Tibisay.

Lee también en Cable al sur | Literatura, política, memorias y otras ficciones: Amigos invisibles | 4714, El síndrome de China | Lo que dejó la tempestad | Dólar to death |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/