https://www.navicu.com/

Sábado, 21 de Julio de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

"Chenzo Di" –hijo músico de Evio Di Marzo–, Colina y Lizmary Fossi fueron los invitados especiales

A Evio sus músicos y amigos lo dibujaron con la poesía que regaló a los venezolanos

A Evio sus músicos y amigos lo dibujaron con la poesía que regaló a los venezolanos
El "Kinteto Salvaje", agrupación integrada por Evio Di Marzo, Roldán Peña, Efraín León, Felipe Blanco, Sergio Linares (violín y coros) y Rafael "Mulato" González, con 25 años de actividad ininterrumpida - Fotos: Jonathan Lanza - Contrapunto
  •  
  • Contrapunto
  • Jueves, 28 de Junio de 2018 a las 8:57 a.m.

El corazón moro de Evio Di Marzo latió una vez más en el homenaje pleno de calidez que se le rindió en "Il Giro d'Italia", y en el que familiares, músicos -entre ellos Colina-, amigos y público, no dejaron de corear sus canciones

En una cálida velada la tarde-noche del martes 26 de junio, se sintió en la plaza Los Palos Grandes el homenaje al gran músico, compositor y cantante, pero también al influyente ser humano que fue Evio Di Marzo. Sus seres queridos, hijos, nietos y amigos, aficionados a su música, la comunidad italiana en Caracas, y el público en general, se congregaron para recordarlo y corear una vez más sus canciones.

“Evio Di Marzo era italiano para nosotros pero por supuesto venezolanísimo, y sobre todo un músico universal, un gran cantante. Queremos recordarlo con amor, con cariño, y dedicarle este concierto en el marco de Il Giro d'Italia en Caracas”, fueron las palabras con las que el embajador de Italia en Venezuela, Silvio Mignano, hizo la presentación antes de que iniciara el concierto titulado "Mio caro".

Silvio Mignano, embajador de Italia en Venezuela, le dedicó unas palabras a Evio Di Marzo

Numeroso público plenó los espacios de la Plaza Los Palos Grandes para recordar a Evio Di Marzo

Durante el tributo, fueron interpretados algunos de los éxitos de la reconocida banda Adrenalina Caribe –publicados entre los cuatro discos producidos por esta agrupación: Pico y Pala (1982), Adrenalina Caribe (1985), Evio Di Marzo - Adrenalina Caribe (1987) y Bío-Bío (1990)–, como “Nunca te olvidaré”, “Selva del tiempo”, "De dónde viene tu nombre", “Corazón moro”, "Yo sin ti no valgo nada", “Solitudine” ("Soledad"), “Yo me quedo en Venezuela”, “Bío-Bío” y "Pico y pala".

Y el público coreó los versos...

"Caminando vi una como tu, parecida a ti pero no eras tú, sin ti, los días pasan volando, pero tú no pasas nunca, ¡oye!, nunca... Nunca te olvidaré...", (fragmento de "Nunca te olvidaré").

"De dónde viene tu nombre, tiene perfume de piel, rico olor de tu cuerpo que me embriaga cada vez, como botella en el mar, inmenso mar, que su destino es la orilla, arena me convertiré, y de mí te llenarás hasta el tope nena…", (fragmento de "De dónde viene tu nombre").

Lea también Rinden homenaje a Evio Di Marzo con el canto de uno de sus temas inéditos

Roldán Peña y Efraín León en las guitarras, Felipe Blanco con el darbuka o tambor árabe y Rafael "Mulato" González (bajo y coros)


Palabras que evocaron al querido "amico Evio", acompañaron el concierto, y como comentó uno de los integrantes del "Kinteto" –Rafael "Mulato" González–, fueron escritas y leídas por tres admiradores y seguidores de la música de Evio Di Marzo: Rubén Rodríguez Santana, Ricardo Filippo Cusanno y Francisco Tovar. Los textos fueron escritos por Rubén, y leídos por Ricardo y Francisco.

"Con Rubén bautizamos su disco La ópera del silencio, en la pizzería de Los Palos Grandes, siendo Evio el padrino. Ricardo, todos los jueves, sin falta, compartía con el 'Kinteto'. Francisco también era asiduo compañero en los toques de la banda y nos invitó en varias oportunidades a eventos programados por él. Todos, amigos incondicionales tanto de Evio como del 'Kinteto Salvaje'...", expresó el bajista de la banda.

Lea también Alfredo Naranjo: Evio Di Marzo era un desparpajo de puro talento musical


El "Kinteto" arrancó con un tema instrumental compuesto por Di Marzo en años más recientes titulado “Ahí vienen los moros”. Durante la introducción, sus amigos recitaron este fragmento: "Caro amico (querido amigo), aquí estamos, y la intención es hacer un retrato, digamos, de un niño sabio que por error de cálculo cayó entre nosotros, lanzando bolas de fuego que no ardían, que solo nos alumbraban cálidamente y nos hacían reír mucho. ¡Vamos, pues, a dibujarte con tus propios colores!, ¡caro amico!".


Lea también La adrenalina caribeña que impregnó el sonido callejero y la guataca de la cultura urbana

"Yo sin ti no valgo nada… Cuando cubra el manto del olvido y se haga otra historia, solo existirán momentos suspendidos en el tiempo que nadie recordará… Yo sin ti no valgo nada, nada… ni las plumas…", (fragmento de "Yo sin ti no valgo nada").

Ezequiel Serrano, miembro de Adrenalina Caribe, asistente del evento, sorprendió con la flauta

"Chenzo Di", Rodrigo Di Marzo, hijo de Evio, cantó las canciones que compuso e interpretó su padre, incluyendo el tema "Solitudine" ("Soledad"), en italiano

Comenzando "Solitudine", otro fragmento se escuchó de las mismas voces amigas: “Tu país era dos países. La nación abarcaba mucho espacio y cabía en la nación que eras tanto, tanto amor... que todos tus habitantes eran tus propios hijos, y tú, tal vez, hijo de un lugar más allá del mar, un lugar que no queda lejos... digamos más bien que está… en el centro de nuestras vidas”.

Lea también Evio Di Marzo se fue pero en vida hizo lo que le dio la gana con su música


Como invitada especial, Lizmary Fossi interpretó la célebre "Selva del tiempo", un canto a los pueblos originarios de Venezuela y a la memoria de nuestro país, y surgido en medio de otra de las profesiones que tuvo Evio Di Marzo: la de antropólogo. Este tema Di Marzo mismo lo definió como un clásico.

"Mucho antes que llegaran los españoles, mucho antes que llegaran blancos y negros, ya en América los indios dominaban las estrellas, ya en América los indios dominaban las belleza, y en las tardes puedo verlos reflejados en el cielo, en el cielo, el cielo del tiempo... Mucho antes que llegaran tus ideas... ¡ten cuida'o!, que el destino que te aguarda Dios lo tiene calculado y por más que tú te empeñes con el diablo de tu lado, las estrellas de la selva nunca podrás alcanzar, por tu afán, tu afán de codicia… Mucho antes, ¿dónde?: en la Selva del tiempo… ¡Qué viva América!...", (fragmento de "Selva del tiempo").

Lea también De dónde viene tu nombre

Lizmary Fossi con la "Selva del tiempo"

“Yo estaba estudiando antropología. Yo me fasciné con la historia de Venezuela, con la historia de América, con el conocimiento de nuestros pueblos y nosotros mismos. ¿Cómo somos?, ¿cómo estamos constituidos?, lo bueno y lo malo que tenemos. La ‘Selva del tiempo’ es como una clase de historia, condensadita, muy animada, habla de los tiempos que vienen, de los tiempos que fueron… Es un poco premonitoria…”, relató Evio Di Marzo en una entrevista televisada.


La plaza llena de familiares, amigos y admiradores del cantante, corearon cada una las canciones compuestas por Evio Di Marzo, entre las décadas 1980 y 1990.

"Yo me quedo en Venezuela, yo me muero en Venezuela... Guayana, Caracas y el resto… el Delta, las islas y el mar, la tierra, la calle y la gente, el aire y el olvido, la vida y la muerte… Que yo, me muero en Venezuela… Más allá de la búsqueda, entra un canto mío sin fin, me llevo al bolsillo mi destino, y a paso é morrocoy, me voy diciendo adiós…", (fragmento de "Yo me quedo en Venezuela").

Felipe Blanco, Rafael "Mulato González", Lizmary Fossi y "Chenzo Di"

"No van a creer lo que me sucedió, te digo qué... lo que me pasó fue realidad, bío-bi, bío-bío... En una calle sola y un farol estaba yo, bío-bo-do, y una luz del espacio me llevó, suavemente, hacia arriba... Eran ellos que venían por mí de otros mundos... Me pasearon por el universo...", (fragmento de "Bío-Bío").

"Chenzo Di", Rodrigo Di Marzo

"... Yo sé que las palabras entran más que las balas, mi pistola es la lengua y yo vengo bien arma'o, la mañana me invita a vivir eternamente... Pico y pala... Si no hago la paz no voy para ningún lado... Me dirán soñador pero de algo estoy seguro: todo hombre fue niño y nació con corazón...", (fragmento de "Pico y pala").


El corazón que todos sintieron

El cantante Oscar de Jesús "Colina", invitado especial del concierto, fue recibido con un gran cariño cuando apareció en tarima para cantar "Corazón moro", una canción compuesta por Evio y publicada en Pico y pala (1982), su primer disco con Adrenalina Caribe. A Colina le pidieron "otra, otra".

Colina, también le dedicó a Evio y al público "Si tú te vas", una de sus canciones más conocidas

Todos juntos en el escenario: el "Kinteto Salvaje", Colina, "Chenzo Di" y Lizmary Fossi

Colina, uno de los "compinches" de Evio Di Marzo, en la amistad y en la música

"... Total, te canto igual, y no pierdo nunca nada, nada, y cantar alivia la pena, de no tenerte en la mesa, diciéndote con la mirada: mi corazón fue hecho para ti, corazón moro, ¡ay! moro, corazón moro, moro corazón...", (fragmento de "Corazón moro").

El "Kinteto Salvaje" y dos de los invitados especiales, al finalizar el concierto / Foto: Beatriz Pantin - Contrapunto

“La música es parte del dolor que se vuelve alegría, que se vuelve alivio... La música es un lenguaje de amor que no tiene fronteras”, sentenció Evio Di Marzo, el "caro amico", en una oportunidad.

Lea también Mio caro Evio también fue un regalo de Italia y su canto se sentirá en "Il Giro"

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/